Sofía iluminando nacimientos

Por Marcela Sánchez

Soy Antropóloga y como tal siempre me ha gustado entender qué define las formas de vivir de las personas y porqué creen lo que creen. Soy estudiosa de las religiones y recientemente de las etapas de vida de la mujer. Defensora de nacimiento respetado y de los derechos reproductivos de las mujeres. Lectora empedernida y un ser introvertido.

Cuenta de Instagram: @sofia_educacion_perinatal

¨Nuestras decisiones definen

nuestro destino…¨

Sofía, un alma que vino a enseñarme el camino de dar…

Esta es la historia de una bebé estrella que nació un día viernes 6 de marzo y se fue un lunes 9 de marzo hace 24 años. Se llamó Sofía. Pero más que escribir su historia desde el dolor y la tristeza quiero escribirla desde la luz que ella dejó en mi vida.

 Sofía cambió mi perspectiva de la vida en muchas formas, al haber sido madre a mis 20 años me dio la oportunidad de madurar abruptamente lo que necesitaba. Ella me enseñó que el dolor más grande puede convertirse en el aprendizaje más transformador. Me enseñó que en esta vida todo lo que nos ocurre nos sucede para algo y así pasé muchos años buscando el propósito de su venida y su partida. Fue cuando sus hermanos nacieron, 12 años después, que entendí cual había sido su propósito: iluminar a las futuras mamás en el inicio de su maternidad e Iluminar la tristeza que sufren aquellas mujeres que han perdido un bebe ya sea en el vientre, al momento del nacimiento o tiempo después de nacer. Hacer visible esta vivencia que es real y que por muchos años se ha mantenido oculta, privada, negada ha sido para mi una constante. Siempre he dicho que tuve tres embarazos y tuve tres hijos y mis hijos saben que tuvieron una hermana mayor. La mejor forma de superar estas pérdidas es aceptarlas, abrazarlas, sentirlas y soltarlas más nunca olvidarlas ni negarlas.

Hay una creencia de que las almas de estos bebes estrellas son almas que solo necesitaban venir un momentito para iluminar a sus familias y poder volver a la luz suprema, son almas cuasi perfectas que no tenían prácticamente nada que mejorar o aprender y nos eligen como padres para cubrir su requisito de pasar por esta vida por última vez. Me gusta creer que Sofía fue un alma trascendente y que me eligió como mamá para dejarme esta tarea de enseñar y acompañar a las futuras mamás a iniciar la maternidad sin miedo para que las futuras generaciones nazcan rodeadas de amor y sin violencia.

 

Sofía ilumina nacimientos…

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados